En primer lugar planteamos que no todas las adolescencias son iguales. No es lo mismo un adolescente de clase media que vive con sus padres que un adolescente que vive en un hogar convivencial o alguien que vive en una villa.

En principio en la mayoría de ellos lo que los ha afectado es la cuarentena, no el peligro del virus.

1)      Estuvieron agobiados por la presencia de sus padres, lo que han vivido en general como una hiper presencia. Recordemos que la adolescencia es un momento de la vida en la cual se reconfigura el vínculo con ellos, lo cual no deja de plantear situaciones conflictivas. Los conflictos inherentes a los vínculos entre los  padres y los hijos adolescentes se agravan. Se trata de una HIPER PRESENCIA de los padres que a los chicos los abrumó, les empezó a molestar hasta el sonido de la voz del otro. Si los adolescentes necesitan por lo general,  poner distancia, guardar secretos respecto a esos padres, el estar conviviendo todo el día con ellos generó en algunos casos, mucha molestia frente a los comentarios de los mismos que son vividos como muy intrusivos. Esta molestia se tradujo muchas veces en actitudes agresivas que pudieron ser vividas a posteriori con mucha culpa.

2)      Sabemos que los adolescentes encuentran en el grupo de pares un lugar pero durante la cuarentena no pudieron ver a sus amigos, no pudieron  abrazar a sus amigos y eso generó en ellos tristeza y ansiedad. Trataron de compensar esta cuestión chateando hasta altas horas de la noche pero esto también terminó por abrumarlos. Y pese a estar todo el día viéndose a través de las pantallas no dejaron de sentirse solos. No es lo mismo la pantalla que el contacto con el cuerpo del otro.

3)      Como antes decía el exceso de pantallas terminó por agobiarlos y generó montos de ansiedad muy elevados. Ya que también tienen que cumplir con las tareas a través de la pantalla y esto también les genera un monto de ansiedad muy grande porque no es lo mismo una clase virtual que una clase presencial. A través de Zoom no se tenía muy claro que es lo que el profesor esperaba de ellos y esa incertidumbre incrementó la auto exigencia de ellos y muchas veces resultó paralizante.

4)      Estuvieron tristes también por la rutina que cambió. Se terminaron por trastocar los horarios y esto generó una desregulación de la vida, del actuar y el sentir que tuvo efectos muchas veces fuertes sobre  la subjetividad.

5)      Por otra parte, la muerte repentina de familiares: abuelos, padres, tíos generó en ellos un impacto emocional muy fuerte. Muchos cayeron en una depresión severa. Otros salieron masivamente a reuniones masivas en las que terminaron contagiándose el virus. El impacto de la enfermedad resultó sumamente traumático ya que un adolescente no está preparado para concebir su propia muerte.

6)      Las situaciones traumáticas arriba desarrolladas tuvieron un fuerte impacto en la subjetividad de los jóvenes sumiéndolos en la incertidumbre que generó en ellos respuestas desreguladas: cortes en el cuerpo, actuaciones suicidas, anorexia, bulimia, incremento de la violencia con los padres y con sus amigos e incremento de las adicciones. También se han manifestado depresiones severas que los han llevado a encerrarse en sus cuartos y que hoy sigan confinados en sus cuartos pese que el peligro de la pandemia del corona virus ha quedado atrás.

7)      Hay que tratar por todos los medios que puedan recuperar su subjetividad, su singularidad escuchándolos, estimulándolos en la realización de tareas que le gusten y ayudarlos a ordenarse de manera sutil, no imperativa. Siempre los límites son importantes y tranquilizadores.

Y pensar en una derivación a un tratamiento psicoterapéutico en los casos más graves.

Destacamos que los adolescentes y jóvenes que transitaron la cuarentena y todas las diferentes coyunturas asociadas al corona virus estando en tratamiento psicoterapéutico no manifestaron ninguno de los trastornos arriba mencionados.

 

Schedule appointment

Se trata un postgrado centrado en la articulación teórica clínica, que tiene una duración de dos años. Los asistentes al mismo atienden pacientes derivados por la Institución, cursan un Seminario teórico - clínico y realizan supervisiones clínicas con una frecuencia semanal.

Se realiza un Seminario teórico – clínico que tiene lugar con una frecuencia semanal y una reunión semanal de supervisión de los casos que son atendidos por los asistentes al Postgrado en la Institución. En esta última reunión se realiza la articulación de los conceptos que son desarrollados en el Seminario con el material clínico.

En el Seminario se desarrolla un Programa de Formación en el que comenzamos trabajando minuciosamente Capítulos de los Seminarios II (“El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica”), III (“Las psicosis”) y VII (“La ética del psicoanálisis”) de J.Lacan hasta llegar a trabajar el Seminario XI (“Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis”) y el XIV (“La lógica del fantasma”). En este recorrido trabajamos también en la lectura de los textos “La Dirección de la Cura y los principios de su poder”, “La subversión del sujeto” y “Posición del Inconsciente” de J. Lacan, haciendo hincapié en los conceptos atinentes a la Dirección de la Cura de los sujetos que consultan, de tal manera que en este camino, los asistentes al Seminario puedan aprehender las nociones que les posibiliten el abordaje de los casos que ellos conduzcan.

Estas nociones están referidas a los comienzos de análisis, al decurso de estos, y al fin de los mismos. Trabajamos también los conceptos centrales del Psicoanálisis: transferencia, repetición, pulsión, inconsciente, demanda, deseo y goce, entre otros. Así como las nociones relativas a las intervenciones del analista: interpretación y acto analítico.

Por otra parte, trabajamos las singularidades de las presentaciones clínicas en la actualidad.

Una vez al mes, durante los dos años en que este Postgrado tiene lugar, los asistentes al Seminario se reúnen para trabajar los conceptos teórico – clínicos centrales en la obra de S. Freud orientados en la lectura por un tutor.

Inscribite a la Charla

    Tu Nombre Completo

    Tu Email

    Tu Mensaje

     

    O llamanos al +54 11 4786-6014

     

    Liliana Szapiro

    Vestibulum ante ipsum

    Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Donec rutrum congue leo eget malesuada vestibulum.

    Learn more about us

    Leave A Comment