Algunas consecuencias clínicas.

  1. En relación al análisis de sujetos que estén  atravesando  el momento  de  la pubertad nuestra responsabilidad  como  analistas es  poder escuchar esta palabra que el  sujeto en esta coyuntura es convocado a tomar. El   adolescente  demanda  ser  escuchado  y   reconocido   como responsable de su palabra. El  hecho de no serlo trae aparejadas una serie de  dificultades para  el sujeto en la posibilidad efectiva de realizar su  deseo, cuestión esta que no deja de tener consecuencias en la clínica.
  2. La  función paterna está aquí en primer plano. No es a otra cosa a la que están articulados los  ritos de  iniciación,  tan  antiguos como  la  civilización  misma.  La operación  de separación sólo puede realizarse teniendo como  eje dicha  función. Y si bien sabemos que la función paterna es siempre fallida, un fracaso rotundo de la misma,  va a determinar  que  la operación de separación  también fracase gravemente. Cuando esta fracasa entonces, el sujeto pese  a que  es  convocado  a  tomar la palabra  no  lo  puede  hacer  y responde  a esta convocatoria con el derrumbe de la  estructura en  el caso de la psicosis, con el desencadenamiento de sus síntomas, con la irrupción del goce desregulado de la anorexia,  bulimia, adicciones, y/o psicosomática o a través de actuaciones.

En los casos en los que responden con actings, lo que prima es un llamado al Otro que encarna la función paterna para  que esté a la altura de dicha función.  En el caso de los sujetos que consultan desde  esta posición  (lo cual es muy frecuente en los adolescentes),  es  necesario que el analista como condición previa  al  inicio del análisis pueda alojar este llamado.

En relación a los pasajes al acto que  también son  muy habituales  en la adolescencia  pensamos  que  están articulados a  las  mismas  cuestiones.  Cuando  un  sujeto  ha hecho un llamado al Otro  que  encarna  la función  paterna  para que lo sostenga en su deseo y no  ha  sido escuchado,  el  sujeto puede dar la espalda a ese Otro y quedar  a la  deriva   como gran parte de los jóvenes de nuestros días. Muchos de  ellos podrán  llegar a realizar pasajes al acto que impliquen un daño corporal como cortes en el cuerpo o llegar al suicidio. Será relevante que el analista aloje al sujeto de manera decidida para evitar el pasaje al acto y propiciar el comienzo del análisis.

Por  supuesto que  esta  cuestión hay que pensarla en la lógica del  caso   por caso y teniendo en cuenta las particularidades de cada sujeto y de su época.

  • Resulta determinante en el modo de responder a la convocatoria que la pubertad implica, la manera en que los sujetos han sido alojados en el Deseo del Otro en su venida al mundo.

En Conferencia en Ginebra sobre el síntoma dice Lacan ( Lacan, 1974) “ Sabemos muy bien en el análisis la importancia que tuvo para un sujeto, vale decir, aquello que en ese entonces no era absolutamente nada, la manera en que fue deseado. Hay gente que vive bajo el efecto, que durará largo tiempo en sus vidas, bajo el efecto del hecho de que uno de los dos padres – no preciso cuál de ellos- no lo deseó”. Y agrega “….la manera en que le ha sido instilado un modo de hablar, no puede sino llevar la marca del modo bajo el cual lo aceptaron los padres”.

  • Hay que estar advertido, que la cuestión de la transferencia de los padres hacia el tratamiento es un hecho que hay que tener en cuenta ya que es determinante en la continuidad del mismo.

Pero el análisis deber asegurarle al joven sobre todo un lugar donde su palabra sea escuchada y donde prime su palabra sobre la de sus padres

El  análisis  debe ser un lugar en que se lo escuche y  se  lo reconozca en su estatuto de sujeto responsable de su palabra.  El mínimo indicio de que esto no es así, determinará el abandono del tratamiento.  .

En los casos en que  por ejemplo, el analista haya escuchado  la demanda  de  los padres antes que  la del joven  en relación a cuestiones atinentes al deseo singular de este, el abandono del análisis suele ser inmediato. Abandonarán el análisis como lo hizo la adolescente Dora,  de un día para otro:  vendrán a decirnos  como aquella joven a Freud, que esa sesión es la última que vienen. No habrá dudas  al  respecto  ni  posibilidad  de  cambio  en   esa decisión.

Sin  embargo  cuando  el analista no se  engaña  y  escucha   la palabra  del  joven  que la sostiene como  puede,   la  respuesta también  será inmediata, apostarán al análisis  sin  resquemores,    como  apuestan  a  la vida.  Ellos saben que  no  hay  nada  para perder,   no están aferrados ni a propiedades, ni a amores, ni  a cobardías  de valores imaginarios.

El efecto del análisis será también muy decisivo y las mutaciones subjetivas rápidas. Quizás sea  simplemente,  como bien  dice Freud que cuanto más joven es un sujeto más lábiles  son las adherencias a determinadas posiciones libidinales. De ahí la cautela que debe primar en las intervenciones del analista, a sabiendas del fuerte efecto que sus palabras causan en los adolescentes.

Por lo tanto, teniendo en cuenta lo antes planteado referido a la importancia de la transferencia de los padres hacia el tratamiento, el analista deberá encontrar un sutil equilibrio entre la escucha de la palabra del joven y la de sus padres.

La  ética del psicoanálisis es siempre la misma, la de  conducir al sujeto a que pueda hacerse responsable de su deseo,  con todas las dificultades que implica en estos casos el hecho de  tratarse de  sujetos  que pese a comenzar a tomar la palabra y  a  hacerse responsable de sus actos todavía no son » sui juris » es decir, independientes  jurídica y económicamente de otros en  cuestiones centrales de la vida. Este hecho no debe hacernos retroceder.

Artículo escrito por la Dra. Liliana Szapiro

Schedule appointment

Se trata un postgrado centrado en la articulación teórica clínica, que tiene una duración de dos años. Los asistentes al mismo atienden pacientes derivados por la Institución, cursan un Seminario teórico - clínico y realizan supervisiones clínicas con una frecuencia semanal.

Se realiza un Seminario teórico – clínico que tiene lugar con una frecuencia semanal y una reunión semanal de supervisión de los casos que son atendidos por los asistentes al Postgrado en la Institución. En esta última reunión se realiza la articulación de los conceptos que son desarrollados en el Seminario con el material clínico.

En el Seminario se desarrolla un Programa de Formación en el que comenzamos trabajando minuciosamente Capítulos de los Seminarios II (“El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica”), III (“Las psicosis”) y VII (“La ética del psicoanálisis”) de J.Lacan hasta llegar a trabajar el Seminario XI (“Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis”) y el XIV (“La lógica del fantasma”). En este recorrido trabajamos también en la lectura de los textos “La Dirección de la Cura y los principios de su poder”, “La subversión del sujeto” y “Posición del Inconsciente” de J. Lacan, haciendo hincapié en los conceptos atinentes a la Dirección de la Cura de los sujetos que consultan, de tal manera que en este camino, los asistentes al Seminario puedan aprehender las nociones que les posibiliten el abordaje de los casos que ellos conduzcan.

Estas nociones están referidas a los comienzos de análisis, al decurso de estos, y al fin de los mismos. Trabajamos también los conceptos centrales del Psicoanálisis: transferencia, repetición, pulsión, inconsciente, demanda, deseo y goce, entre otros. Así como las nociones relativas a las intervenciones del analista: interpretación y acto analítico.

Por otra parte, trabajamos las singularidades de las presentaciones clínicas en la actualidad.

Una vez al mes, durante los dos años en que este Postgrado tiene lugar, los asistentes al Seminario se reúnen para trabajar los conceptos teórico – clínicos centrales en la obra de S. Freud orientados en la lectura por un tutor.

Inscribite a la Charla

    Tu Nombre Completo

    Tu Email

    Tu Mensaje

     

    O llamanos al +54 11 4786-6014

     

    Liliana Szapiro

    Vestibulum ante ipsum

    Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Donec rutrum congue leo eget malesuada vestibulum.

    Learn more about us

    Leave A Comment